Itinerarios

La ruta de las tres ermitas de Tella

En una entrada anterior hablábamos de Tella, un pueblo encantador del Pirineo aragonés que la tradición relaciona con las brujas y los aquelarres. Ahora toca hablar de sus tres ermitas protectoras.

Situadas a las puertas del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, las tres ermitas formarían un anillo de fuerzas telúricas que protegería a los habitantes de Tella de las brujas, de los rayos y de los truenos de las aterradoras tormentas de estas montañas.

Se trata de un recorrido de aproximadamente una hora y media de duración que transcurre por senderos algo empinados pero que resulta accesible también para personas que no están acostumbradas a hacer senderismo.

Ermita de San Juan y san Pablo (siglo XI)

Tras caminar por el frondoso bosque de Pino Rollo y Boj, nos encontramos con el  templo más antiguo de la ruta de las tres ermitas, cuya fundación data del siglo XI. Éste está construido al lado del famoso saliente rocoso llamado Puntón de las Brujas o Peña de San Juan, donde las brujas celebraban sus Akelarres.

tres ermitas
Ermita de San Juan y san Pablo (siglo XI)
planta-ermita-juan-y-pablo

El estilo de esta iglesia se suele clasificar  como prerrománico, dadas sus reducidas dimensiones y su planta de una sola nave y cabecera ultrasemicircular, orientada al este. Fue consagrada en 1019 por el obispo Borrel de Roda de Isábena.

La forma de herradura de este ábside, al que se le supone influencia del Románico catalán, constituye el rasgo más peculiar de la iglesia. Este tipo de planta no es muy frecuente en el Pirineo Aragonés, repitiéndose sólo en la ermita de San Aventín de Bonansa (c. siglo XI).

Bajo el ábside se encuentra una pequeña cripta de planta semicircular, cubierta con una bóveda de cañón bastante tosca, a la que se accede desde la parte derecha de la nave. El único acceso a la ermita, cobijado por un sencillo arco de medio punto construido con dovelas de piedra toba,  se sitúa en el lado meridional.

La Virgen de Fajanillas (siglo XIII): en medio de la ruta de las tres ermitas de Tella

Un pequeño templo románico cuya fundación data del siglo XIII es la siguiente parada de la Ruta de las tres ermitas de Tella. Consta de una única nave de planta cuadrada y un ábside semicircular, cubierto por bóveda de horno. Su torre, también de planta cuadrada, se adosa al muro norte en el siglo XVI.

La iglesia se consagra en 1509 para ser la sede parroquial del pueblo hasta 1597, cuando dicho privilegio se trasladó a la iglesia de San Martín, que se había construido poco antes.

Ermita de la Virgen de Fajanillas (siglo XIII)
Ermita de la Virgen de Fajanillas (siglo XIII)

Ermita de la Virgen de la Peña (siglo XVI)

Construida en mampostería, constituye un exponente tardío del Románico pirenaico. Tiene una sola nave, cubierta por bóveda de cañón y una cabecera recta orientada al Este, de menor altura y anchura que la nave.

 Ermita de la Virgen de la Peña (siglo XVI)-interior
Ermita de la Virgen de la Peña (siglo XVI)-interior

Las tres Ermitas son elementos apotropaicos y joyas del románico pirenaico, pero lo que impresiona de ellas no es su arquitectura, sino su entorno. Un majestuoso con unas vistas impresionantes sobre la Garganta de Escuaín, el valle del Cínca y la gran mole rocosa del Castillo Mayor. Al lado del Puntón de las Brujas, desafiando los vientos…