Historias del arte,  Itinerarios,  La cita literaria

El Madrid de Yves Klein

“Para luchar contra todo en la vida,  creo que el único medio es tomar un poco de infinito y utilizarlo.”

Yves Klein

Durante su primera estancia en Madrid (18 de febrero – 26 de junio de 1951) Yves Klein redacta un diario en el que relata su experiencia de la ciudad, así como sus reflexiones en torno a al judo, a la filosofía de su arte y a sus intentos de aprender castellano.

En su segunda estancia en Madrid (1954) estas reflexiones se fraguarán en su primera obra expuesta públicamente, el catálogo titulado Yves: Peintures, inaugurando lo que el artista denominará más tarde la «epopeya monocroma», una de las obras clave del arte contemporáneo.

La ruta propuesta recorre los sitios frecuentados por el artista, acompañándolos de las propias palabras de éste: de sus más íntimas meditaciones, tan relacionadas con el desarrollo de su arte posterior. Permite, por tanto, un acercamiento más profundo tanto a la obra de Yves como a la propia ciudad y sus transformaciones, a través de los ojos de uno de los artistas más importantes del siglo XX.

La ruta de Yves Klein en Madrid

Yves Klein llega a Madrid el domingo, 3 de febrero de 1951, consciente de que se quedaba a vivir en la capital de una dictadura pero, a la vez, ilusionado por conocer y disfrutar de…

… “La hermosa ciudad, que tiene algo del alegre París y del monstruoso Londres. Hermosa, espléndida ciudad con grandes y largas avenidas, pero donde por todas partes se siente una impresión de comedia.”

Yves Klein (1951) Diario de España, p. 2

Itinerario: Museo del Prado- Café Gijón-Círculo de Bellas-Teatro Fontalba-Piso de Yves Klein-Club Bushidokwai- Café Varela- Museo Reina Sofía.

Punto de partida: Museo Nacional del Prado

Empezamos el recorrido frente al Museo del Prado, para volvernos conscientes de que esta pinacoteca supuso un referente importante para Yves Klein, que aprovechó todas las ocasiones posibles para familiarizarse con la obra de los grandes maestros expuesta en los muros del Prado.

Museo Nacional del Prado: Puerta de Velázquez. El Madrid de Yves Klein.
Museo Nacional del Prado: Puerta de Velázquez.

Así nos lo cuenta el mismo Yves, en la entrada de su Diario de España del miércoles, 6 de febrero:

“Museo del Prado. Primera visita ayer. Maravilla tras maravilla. Velázquez, Murillo, Goya, El Greco […] Al lado de todo esto, Tiziano, Rafael, Tintoretto, Watteau, etc. Volveré pasado mañana.”

Yves Klein (1951) Diario de España, p. 2

Museo del Prado – Café Gijón (15 min. a pie)

El Café Gijón, fundado en 1888, constituye un referente cultural de la ciudad de Madrid, puesto que dio cobijo a las tertulias de importantes intelectuales del siglo XIX (como José Canalejas, Santiago Ramón y Cajal, Benito Pérez Galdós, Valle-Inclán…) y siglo XX (como  Eugenio d’Ors, Enrique Jardiel Poncela, Pedro de Lorenzo, Jesús Juan Garcés, Salvador Pérez Valiente o Camilo José Cela).

Junto con su vecino Joaquín, Yves Klein también frecuentaba esta cafetería donde todos le llamaban “existencialista” para hablar “en frente de un «café con leche», durante dos horas, de ideas capaces de revolucionar el mundo.”

Café Gijón (exterior). El madrid de Yves Klein.
Café Gijón (exterior).

Y esto no es una exageración puesto que, en relación a este café, Yves Klein expresa en su diario el concepto que más tarde vertebrará sus Propuestas monócromas y su Sinfonía monótona, obras seminales del arte del siglo XX.

La idea de la Sinfonía Monótona

“Volvimos [Joaquín y yo] al café Gijón ayer por la tarde y salimos a las ocho; al paso súbitamente empecé a referir la idea de los cuadros a un solo color. Como eso parecía gustarle, le hablé de la exposición que me gustaría presentar con música apropiada; también a él todo ha parecido interesarle y preguntará noticias para una sala de exposición y músicos modernos (¡Be-bop!)”.

Yves Klein (1951) Diario de España, p. 3

En la actualidad, el Café Gijón sigue cumpliendo su funcionalidad, ofreciendo cafés y espacios donde charlar sobre ideas capaces de revolucionar el mundo.

Café Gijón- Círculo de Bellas Artes (8 min. a pie)

El Círculo de Bellas Artes es una entidad privada (sin ánimo de lucro) fundada en 1880 que plantea un enfoque multidisciplinar de la cultura y cobija actos de todo tipo, que abarcan desde las artes plásticas hasta la filosofía y la ciencia. Yves Klein conocía esta institución de primera mano, puesto que ya durante esta primera estancia en Madrid se estaba planteando realizar una exposición dentro de este espacio:

“El señor don Eduardo me ha propuesto exponer en España en la sala [del Círculo] de Bellas Artes. […] Vamos a ver lo que saldrá de todo eso.”

Yves Klein (1951) Diario de España, p. 5
Escalera del Círculo de Bellas Artes, Madrid.
Escalera del Círculo de Bellas Artes, Madrid.

Círculo de Bellas Artes- Antiguo Teatro Fontalba (8 min. a pie)

El Teatro Fontalba fue uno de los primeros abiertos en Gran Vía (calle conocida actualmente por la gran variedad de espectáculos que ofrece) con la obra de Jacinto Benavente, La virtud sospechosa, estrenada el 20 de octubre de 1924. Fue en este recinto donde Yves descubrió su pasión por el flamenco:

“Anoche fuimos al teatro Fontalba, el programa era Lola Florez y Manolo Caracol; el espectáculo fue muy brillante y los flamencos fueron una revelación para mí.”

Yves Klein (1951) Diario de España, p. 3
Tarjeta postal. Antiguo Teatro Fontalba, en la Gran Vía. 1925.
Tarjeta postal. Antiguo Teatro Fontalba, en la Gran Vía. 1925.
Edificio del Teatro Fontalba en la actualidad.
Edificio del Teatro Fontalba en la actualidad.

El edificio perdió su sala teatral en 1954 para cobijar, en la actualidad, tiendas de ropa y la recepción de un hotel. No obstante, sigue conservando una arquitectura bohemia y la capacidad de ser un referente para la memoria del comienzo de la vida teatral en Gran Vía.

Teatro Fontalba- Piso de Yves Klein en Madrid

Yves Klein encontró alquiler en un piso de Calle de la Puebla, n. 6:

“Tengo ahí una habitación bonita. Es el piso tercero. En el piso segundo hay un restaurante que es muy barato.”

Yves Klein (1951) Diario de España, p. 3
Portal del edificio donde residía Yves Klein
Portal del edificio donde residía Yves Klein

En la actualidad, este tercer piso se sigue alquilando mientras que, en el segundo se encuentra un hostal.

Residiendo aquí, Yves Klein se esforzaba por aprender castellano con su vecino Joaquín, así como por conocer la cultura española, todo ello mezclado con reflexiones sobre filosofía y modernización:

“Tengo un vecino que es estudiante en Letras y que es un sabio profesor [anotación de Joaquín: «nada de esto»]. Hace dos días que me ayuda mucho y ahora puedo ya tener una pequeña conversación todavía muy hesitante!”

Yves Klein (1951) Diario de España, p. 3

Un presente continuo…

“He pensado ayer que puesto que estamos en el camino de suprimir el futuro y el pasado para vivir en un infinito presente, podría ya suprimir la tortura de estudiar en la gramática los diferentes tiempos de los verbos tanto regulares como irregulares. Quiero decir convertir todo lo que escribo como lo que digo al presente, un presente continuo.”

Yves Klein (1951) Diario de España, p. 6

Piso de Yves Klein en Madrid-Club Bushidokwai (30 min. a pie o 10 min. en metro)

Como había aprendido artes marciales desde pequeño y había adquirido en Japón la categoría de maestro Judo 4º dan, Yves Klein daba clases en el club Bushidokwai para poder mantenerse:

“Me han propuesto en el club Bushidokwai ser profesor de judo por las mañanas y las tardes […] Trabajo mucho por poco dinero pero puede que con suerte dentro de poco tenga más.”

Yves Klein (1951) Diario de España, p. 5
Yves Klein practicando judo.
Yves Klein practicando judo.

Este contacto constante con las artes marciales y con la filosofía oriental será muy importante en el arte de Yves que reflexionará en sus obras sobre la corporalidad, la acción, el azar, el vacio o los cuatro elementos. En la actualidad, este club sigue funcionando y cuenta con oferta de clases de Judo, Karate, Kung-fu y pilates.

Club Bushidokwai- Café Varela (30 min. a pie o 10 min. en metro)

El Café Varela es otro de los sitios emblemáticos del Madrid del XIX y XX, foco para las tertulias de intelectuales como Pío Baroja, los Hermanos Machado, León Felipe o Emilio Carrere. También referente para Yves Klein, que lo frecuentaba con asiduidad:

“Anoche estuvimos en el café Varela para el concierto habitual del sábado, esta vez había un solo músico, pero bueno. Era un guitarrista. Hemos oído unas cuantas cosas españolas excelentísimas, entre las cuales algunas flamencas fantásticas. Esta música flamenca ejerce sobre mí una influencia cada vez más grande y empieza a asustarme un poco todo lo que es español.”

Yves Klein (1951) Diario de España, p. 5
Café Varela: interior. El Madrid de Yves Klein.
Café Varela: interior.

8. Café Varela- Museo Reina Sofía (30 min. a pie o 10 min. en metro)

Para terminar, nos adentraremos en el Museo Reina Sofía que, en la sala 424 expone algunas obras de Yves Klein creadas a partir de 1956 pero que integran ideas que ya aparecen en su Diario de España de 1951 y que acabamos de ver.

Yves Klein: Antropometría sin título (1960), Museo Reina Sofía, Madrid.

Bibliografía

CARVALHO RAMOS, F. (2013) Marcas y Restos: Presencia y Ausencia en la Pintura Contemporánea [TFM] dir. Peiró López, J., Facultat de Belles Arts de San Carles, Universitat Politècnica de València.

DELGADO PORRAS, L. (2017) El arte de Yves Klein: una aproximación a la creación bajo el pensamiento de Donald W. Winnicott [Tesis doctoral], dir. Castro Flórez, F., Facultad de filosofía y letras, Universidad Autónoma de Madrid.

KLEIN, Y. (1951) “Diario de España”, Minerva, IV Época, n. 13, Madrid, 2010.

KLEIN, Y. (1974) Selected Writtings, The Tate Gallery, Londres.

LÓPEZ ARNAIZ, I. (2014) “Yves Klein en Madrid. La fragua de un artista” Anales de Historia del Arte, vol. 24, pp. 219-236.

La ruta en PDF

Suscríbete aquí para recibir la ruta en PDF gratis en tu correo electrónico y poder visualizarla sin conexión a Internet.

Ten en cuenta que este producto cultural queda sujeto a derechos de autor. Sólo se permite su uso para el disfrute personal y se prohíbe su distribución con fines comerciales. 

Si eres una empresa/organización comercial que lo requiere para tal fin, ponte en contacto escribiendo un correo a info@itinerartis.com .